Lear el rey

Encuentro de Cordelia y el rey Lear

Encuentro de Cordelia y el rey Lear 

«Esta es la perfecta imbecilidad del mundo: cuando no nos favorece la fortuna, con frecuencia como efecto natural de nuestro propio comportamiento, echamos la culpa a los desastres del sol, la luna y las estrellas, como si fuéramos villanos por necesidad, tontos por compulsión celestial; bribones, ladrones y traidores por predominancia esférica; borrachos, mentirosos y adúlteros por obediencia obligada a la influencia planetaria. ¡Admirable evasión del hombre fronicario, dejar la responsabilidad de su condición lujuriosa a cargo de una estrella!»

«Cuando en la mente no hay preocupación, el cuerpo es más sensible. La tempestad de mi mente quita de mis sentidos toda sensación»

«Las sonrisitas de felicidad que jugaban en sus rosados y carnosos labios no parecían estar conscientes de la humedad de sus ojos, que de esos diamantes caía como perlas. En resumen, la tristeza podría ser una muy amada rareza si a todos sentara de tal forma»

Extractos de «Rey Lear» William Shakespeare (1564- 1616) Dramaturgo, poeta y actor inglés.

 

 

Anuncios

Acerca de V. R. Brannigan

Cuando acabe de leer mi historia, por la cuenta que le trae, también creerá en mí.
Esta entrada fue publicada en William Shakespeare. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s