R. I. P.

Muere un hombre a causa de la picadura de una sola abeja, sin este ser alérgico a su veneno. En el momento de la picadura la victima practicaba funambulismo. 

Justo después de la picadura, y justo antes de precipitarse.

Justo después de la picadura, y justo antes de precipitarse.

 

Anuncios

Acerca de V. R. Brannigan

Cuando acabe de leer mi historia, por la cuenta que le trae, también creerá en mí.
Esta entrada fue publicada en Funambulismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s