Gabriel García Márquez: el amigo de Fidel Castro

Gabriel García Márquez y el dictador cubano

Gabriel García Márquez con su amigo el dictador cubano

Tanto la literatura universal como el dictador cubano le echarán de menos. Yo echaré de menos cosas como las siguientes:

«Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en su padre lo llevó a conocer el hielo. Mocando era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un rió de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blanca y enormes como huevos prehistóricos.»

«Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o de los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.»

Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor colombiano.

Anuncios

Acerca de V. R. Brannigan

Cuando acabe de leer mi historia, por la cuenta que le trae, también creerá en mí.
Esta entrada fue publicada en Gabriel García Márquez. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s